Cómo puedo sentirse uno culpable

La culpabilidad es uno de los sentimientos más malos que hay. La razón está clara. No te deja dormir ni te deja disfrutar de la vida sabiendo que has hecho algo que no tendrías que haber hecho. Hay muchas formas de sentirse culpable. Por ejemplo, ¿le has fallado a un amigo? El no comportarte bien con una persona que siempre lo ha dado todo por ti hace que tu nivel de culpabilidad crezca a cada segundo que pasa. Si crees que no has hecho las cosas bien o que has dicho algo que no deberías haber hecho, te recomendamos que hables con él y lo soluciones. A veces basta con saber pedir perdón.

La culpabilidad con una pareja viene dada en gran medida por las infidelidades. En muchas ocasiones son señal de una mala noche en la que el alcohol puede haber hecho sus frutos. Eso sí, se sigue queriendo a la persona traicionada como siempre. Así que, imaginaros el nivel de culpabilidad en este hecho. Es muy difícil estar con una pareja como si nada después de esa traición. Seguramente, si de verdad lo sientes, el nivel de culpabilidad te llevará a ser sincero.

O, por ejemplo, le has fallado a algún familiar. También suele pasar. Has dicho una palabra más alta que otra o una simple conversación se ha ido de las manos. Piensa que la familia es muy importante y que ir cargado con esa culpabilidad allá donde vas no es lo adecuado. Así que, hablando se arregla todo.